Blogia
jorge1963

ELABORACION DE PASTA DE PESCADO

ELABORACION DE PASTA DE PESCADO

 

Figura 1.  – DIAGRAMA DE PROCESO PARA ELABORACIÓN DE PASTA DE PESCADO O SURIMI.

 

Dosificación

RECEPCION DE MATERIA PRIMA

CONTROL DE CALIDAD

PESAJE

LIMPIEZA

GOLPEO

CORTE DORSAL

EXTRACCIÒN DE PULPA

PESAJE

LAVADO

PRENSADO Y TAMIZADO

HOMOGENEIZADO

EMPAQUE

ALMACENAMIENTO

 

 -

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


  PROCEDIMIENTO

 

Para la obtención de pasta base estable a partir de “Macabí” es necesario tener en cuenta algunos aspectos.

 

Recepción en la planta.-  Normalmente la materia prima llega congelada a la planta, a temperaturas entre 8 y 10 grados  bajo 0,  presentada en bolsas de polietileno (plástico).  Cuando el pescado llega entero, enhielado y/o fresco a la planta, se lava con agua clorada (5 ppm) a temperatura entre  5 - 10 º C para eliminar suciedades o restos sanguinolentos.

 

Selección y Control de Calidad.-  Se realiza con base en un análisis  organoléptico para pescado  fresco  y cocido para pescado congelado, con el fin de determinar el grado de frescura de la materia prima.

 

Pesaje.-  Es necesario realizar los pesajes porque permiten determinar el rendimiento de la especie a través de todo el proceso, además, los datos de  rendimiento sirven para calcular el costo  del producto terminado.

 

Limpieza.-  Con este termino se agrupan las operaciones de eviscerado y lavado, este lavado se realiza con agua a temperaturas entre   5 - 10 º C.

 

Tenderizado.-  Proceso mediante el cual, en forma natural o artificial, la carne de origen animal sufre un ablandamiento por la salida del agua intracelular, minerales y bases nitrogenadas (Nucleótidos, Aminas, A.A. libres, entre otros). El material alimenticio adquiere así mayor acentuación en el sabor y textura muy suave. En  este caso el procedimiento se lleva a cabo en tres  pasos:

 

i. GOLPEO,  se realiza tomando el pescado por la parte posterior o cola extendiéndolo en la mesa de trabajo,  luego se golpea suavemente de cola a cabeza   para aflojar las espinas de la carne.

 

ii. CORTE DORSAL: Se realiza a manera de filetes.

 

iii.  EXTRACCION DE PULPA:  Para esta operación se utiliza una cuchara, con la cuál se extrae la pulpa limpia, libre de espinas.

 

Lavado.-  La pulpa obtenida en el descarnado está mezclada con compuestos indeseables  (grasa, sangre, etc.) que inciden en el olor, color, la textura y en la capacidad de formación de gel,    por lo que se hace necesario eliminarlos con lavados sucesivos utilizando agua  a temperatura entre   8 - 10 º C. Los lavados afectan el rendimiento y el contenido proteico, pero mejoran la textura y el olor.  La pulpa extraída se mezcla con el agua y se homogeneiza; posteriormente se deja en reposo por 15 minutos y se derrama el agua de la superficie.  Dependiendo de la apariencia de la pulpa se puede o no repetir el lavado.

Prensado y tamizado.-  Después del lavado la pulpa se pasa por un lienzo (cernidor), haciendo presión manual hasta eliminar el exceso de agua.

 

Dosificación.-  Se utiliza la siguiente formulación.

 

       INGREDIENTES                                     CANTIDADES (Kg.)

 

                             Pulpa de Macabí                                               100.0

                                Polifosfato                                                            0.2

                             Azúcar                                                                    0.1

                             Sal                                                                           1.0

 

Fuente: autor.

 

Los ingredientes se aplican para estabilizar la pulpa frente a los efectos que ocasiona  el  proceso de congelación y almacenamiento en frío, actuando  como crioprotectores.

 

Homogeneizado.-  Se realiza en un cutter durante un tiempo entre 15 y 20  minutos, a temperatura menor de 10 ºC.

 

Empaque.-   Se debe utilizar bolsas plásticas entre 1 y 5 Kg., para su comercialización y/o posterior procesamiento.

 

Almacenamiento.-  Una  vez  empacada  la  pasta,  se  congela  a -20 ° C  y se  almacena en cámara de conservación a – 20 ºC.

 

 

 

 FUNDAMENTOS TEORICO-PRACTICOS EN LA ELABORACION DE PASTA  DE PESCADO.

 

Inicialmente es importante plantear la diferencia existente entre una pulpa de pescado y una pasta estabilizada o SURIMI,  la primera corresponde, al músculo separado mecánica o manualmente del  sistema esquelético y de la piel del pescado, sometida o no posteriormente  a un proceso de molienda, sin aceptar la aplicación de lavados y la adición de sustancia alguna. La  segunda, constituye el músculo de pescado, al cual mediante la aplicación de lavados se le ha retirado sustancias no deseables (proteínas sarcoplasmáticas, grasas, etc.) que inciden en el olor, color, sabor y textura;   se le ha concentrado las proteínas miofibrilares (actina y miosina), mejorando su capacidad de retención de agua, su fuerza de gel y sus características organolépticas; y  finalmente, se le ha adicionado sustancias crioprotectoras (azúcar, sal  y polifosfato) que al  mezclarse le proporcionan  condiciones de estabilidad frente al proceso de congelación y durante el almacenamiento en congelación.

La tecnología de la pasta de pescado o SURIMI  tiene su origen  en el Japón, en donde los pescadores producían un gel, producto de la mezcla de pescado molido, sal  y  condimentos, sometido a un proceso de calentamiento. El producto terminado obtenido presentaba color, sabor y olor agradables, textura elástica y buen nivel de proteínas, aprovechando en buena forma las diversas capturas.

 

El concepto de SURIMI  se aplica al músculo de pescado molido y/o picado,  sometido a tratamientos de lavados y mezclado con agentes crioprotectores  (azúcar, sal y polifosfatos)   para que conserve su estabilidad en estado congelado, evitando la desnaturalización de las proteínas miofibrilares y con ello su capacidad de gelificación, emulsificación y de retención de agua.  

    

Según Taneko Suzuki, 1987, la tecnología del procesado de Surimi, fue comercializada por primera vez en 1960, también afirma que los esfuerzos por mejorar la calidad del Surimi,  tuvieron éxito en 1963,  incrementándose su producción en forma espectacular.

 

Es posible utilizar  cualquier especie de pescado  como materia prima para el procesamiento de pasta estabilizada o  Surimi,  no obstante se recomienda  que la especie que se utilice, debe contener la cantidad de proteínas miofibrilares adecuada para la obtención de un gel  fuerte,  de igual forma debe tener un bajo costo comercial y estar disponible en cantidades abundantes.      

   

Espeleta,  A, et  al,  1993,  realizaron un estudio sobre las técnicas de obtención de pulpa de pescado a partir de la especie íctica  “Macabí” Elops saurus, para ser utilizada en la fabricación de una pasta base estable que sirviera como materia prima en la elaboración de productos comerciales, tales como Kamaboko, salchichas, hamburguesas, etc. Experimentaron con dos lotes: al primero, se le efectuó un lavado ligero y al segundo una serie de tres lavados profundos con agua potable. A la pulpa obtenida después de un tratamiento de tres  lavados con agua a 8 ° C, se le analizó y se le calculó la pérdida de proteínas y de peso  respecto a los hallados antes del proceso. Los resultados determinaron una pérdida de proteínas del 13.66 %, y de peso del 4.46 %.  El rendimiento fue del 41.40 % para el lote número 1,  y del 32 % para el lote número 2.  Con los lavados y homogenizado, la pulpa adquirió mejor textura, olor, color  y elasticidad. Los bloques congelados de pasta base constituyeron una excelente materia prima para su utilización en la fabricación de salchichas, Kamabokos, hamburguesas y albóndigas.

 

El Centro Planta Piloto Pesquera de Taganga, de la Universidad del Magdalena, desde 1990, viene trabajando en el desarrollo y adaptación de tecnologías de proceso en la elaboración de productos como embutidos, chicharrón, galletas, etc., utilizando como materia prima,  pulpa estabilizada de Macabí, E. saurus,  con resultados interesantes. Además, se viene ensayando la utilización de otras especies como “Machuelo”,  Ophisthonema oglinum; Cojinoas,  Caranx spp , entre otras, con buenos resultados.        

 

Se plantea la tecnología de procesamiento de pasta estabilizada o  Surimi  como alternativa de solución para dar un aprovechamiento integral a los recursos hidrobiológicos. En ocasiones,  algunas especies subvaloradas comercialmente se destinan a la alimentación de animales o sencillamente son consideradas como basura. De otra parte, en determinadas  épocas del año  se presentan excedentes en las capturas que se convierten en un problema para las pesqueras, pues su manejo se dificulta, bien por capacidad de almacenamiento o por no conocer una tecnología para su aprovechamiento.

 

Según Olivares, W, 1998, se considera el Surimi : UN CONCENTRADO CONGELADO DE PROTEINAS MIOFIBRILARES OBTENIDAS POR LIXIVIACIÓN EN AGUA DE  LA PULPA DE PESCADO, EL CUAL  ES MEZCLADO CON AGENTES CRIOPROTECTORES, PARA EFECTOS DE ESTABILIDAD DURANTE EL PROCESO DE CONGELACION  Y  ALMACENAMIENTO EN  FRIO.

 

La calidad de un Surimi depende en buena medida, del índice de frescura de la materia  prima que se utilice para su procesamiento y de la asepsia con que se trabaje, premisa válida en la elaboración de cualquier producto pesquero. Ningún proceso tecnológico mejora la calidad de un pescado, cuando este ha iniciado su proceso de deterioro.

 

También influyen factores como la edad, método y época de captura, tipo de especie  (graso o magro), hábitat, entre otros.

 

En la preparación de un Surimi  o pasta  estabilizada de pescado,  los rendimientos, el volumen de producción y los tiempos de procesos estan en función de:

 

-  El tamaño de la especie utilizada.

-  El método de obtención de la pulpa  (mecánica  o   manual).

-  El tipo de maquinaria que se utilice.

-  La habilidad de los operarios para la extracción de la pulpa.     

 

En la metodología descrita anteriormente, se presenta de manera sencilla y  en forma secuencial las operaciones que se deben efectuar para la realización de una pasta estabilizada o Surimi  a partir de pulpa de “Macabí”, E. saurus ,  con separación de pulpa manual. Los altos costos, el grado de dificultad  y  los bajos rendimientos en producción de este método,  hace necesario recomendar métodos mecánicos (separadores de pulpa  o  despulpadoras)  para la obtención de la pulpa.

 

Antes de la obtención de la pulpa ya sea por métodos manuales o mecánicos,  la materia prima recibe un  tratamiento previo que incluye:  La recepción en planta, selección y control de calidad, pesajes y limpieza (eviscerado incluyendo riñones y peritoneo, lavados, corte de cabeza y corte longitudinal por el dorso ). Por su condición de alimento altamente perecedero, este tratamiento debe efectuarse con la mayor rapidez y asepsia, cuidando  mantener la temperatura de la materia prima por debajo de 5 ° C.   

 

Realizadas las operaciones del tratamiento previo, se procede a la obtención de la pulpa, la cual se puede efectuar por medios mecánicos o manuales. Los medios manuales implican altos costos, baja producción y un mayor grado de dificultad para la separación de la pulpa, situación que obliga a recomendar  los medios mecánicos,  de los que existen  gran variedad en el mercado, siendo el más popular, el separador del tipo tambor.  La elección de estos equipos depende del tipo de materia prima que se va a procesar  y del volumen de producción que se desea. Por ejemplo, para especies grandes de espinas largas y duras, se deben considerar cribas de mayor diámetro  que para especies de menor tamaño y de espinas débiles.

 

Los rendimientos y la calidad de la pulpa en esta fase, se pueden controlar regulando la presión entre los elementos que realizan la separación de la pulpa. A una presión alta entre ellos, corresponde un rendimiento mayor y una calidad baja.

               

Para el lavado o blanqueado de la pulpa se pueden usar máquinas automáticas  o sencillamente recipientes o tanques provistos de agitadores. La pulpa  obtenida, normalmente trae consigo restos de sangre, remanentes de grasas,  piel,  músculo oscuro y por ende gran contenido de proteínas sarcoplasmáticas, responsables del fuerte  olor a pescado. En estas condiciones la pulpa es un medio muy inestable, con facilidades para el deterioro enzimático y microbiano. Entonces, el lavado justifica su aplicación porque separa las sustancias mencionadas, confiriendo a la pulpa condiciones de estabilidad, además, concentra las proteínas miofibrilares mejorando su capacidad de retención de agua y de emulsificación.   

 

El lavado se realiza con agua fría (5 - 10 ° C), en un volumen  que excede de 4 a 6 veces, la cantidad de pulpa. Se mezcla el agua con la pulpa, se deja en reposo hasta que esta precipite totalmente,  luego se derrama el sobrenadante y para eliminar el exceso de agua se utilizan bolsas de nylon o tela, aplicando presión manual. El equipo de mayor uso para el prensado, es la prensa de tornillo.    

 

A continuación se  relaciona las ventajas que proporciona un buen lavado:

 

i)   Aumenta la capacidad de retención de agua (CRA)

 

ii)   Confiere al producto buena  presentación porque mejora el color y la textura.

 

iii)   Remueve el mal olor.

 

iv) Aumenta la capacidad de gelificación  porque concentra las proteínas miofibrilares, eliminando las sarcoplasmáticas  solubles en agua,  las cuales  causan un efecto negativo en  el proceso de gelificación.

 

v)    Aumenta la vida útil de la pulpa.

 

vi.)  Permite agregarle  sabores diversos según el tipo de productos que se desee procesar.

 

Algunas de las desventajas del  lavado son: La pérdida de los componentes naturales que corresponden al sabor y olor y la disminución  de los rendimientos  de la materia prima.

 

Es importante dar un manejo adecuado a las aguas resultantes del proceso de lavado o blanqueo, se recomienda hacerlo de acuerdo a las normas establecidas por la legislación de cada país. Hoy día se realizan estudios para tratar de recuperar de estas aguas  la grasa, las partículas sólidas de músculo y las proteínas disueltas, para utilizarles en el consumo humano.

 

La adición de agentes crioprotectores a la pulpa tiene como fin dar condiciones de estabilidad a la pulpa   en el proceso de congelación y durante su almacenamiento en congelación. La mezcla se realiza en el Cutter o picadora durante un tiempo no menor a 15 minutos, con temperaturas por debajo de 10 ºC.   Estas sustancias reducen la desnaturalización de las proteínas miofibrilares (Actina, Miosina y Actomiosina) por acción de las bajas temperaturas.    

 

Los agentes protectores de las proteínas  de mayor uso en el procesamiento de pasta estabilizada son: Azúcar, sal  y  Fosfatos. La primera se utiliza en rangos de 1  a  3%, valores por encima de estos proporciona un sabor muy dulce a la pulpa, en la práctica  se recomienda un valor de 1%.  Para el uso de la sal es conveniente usar el mismo rango. Es aconsejable  el uso de fosfatos (polifosfatos) entre un 0.2 y 0.3 %,  con respecto  al peso de la pulpa lavada, la ley permite hasta un 0.5 %. Otras sustancias de uso menos frecuente son la Sacarosa, Alditol, D-Sorbitol, entre otras.

 

El azúcar actúa como agente crioprotector evitando la desnaturalización proteica del músculo, su efecto será mayor si se utiliza en mezcla con polifosfato. El polifosfato también actúa como regulador de pH, no permite la contracción muscular puesto que evita la superposición de la Actina y  Miosina, mejorando la capacidad de retención de agua.   

                                                                                                              

Si se almacena  a -20 ° C  pulpa de pescado sin la adición de azúcar y polifosfato, se obtiene un producto de textura esponjosa, con baja capacidad de retención de agua y de gelificación, como consecuencia de la desnaturalización de las proteínas miofibrilares.

 

Para su empaque y congelación se recomienda utilizar bolsas oscuras de polietileno  y  un congelador de contacto por placas, de congelación rápida, a temperaturas por debajo de -30 ºC. El bloque  congelado debe rotularse con la fecha de producción, materia prima (especie), el peso en Kg, nombre de la empresa, etc. Su almacenamiento a -20 ºC se debe mantener constante, para cuidar su calidad.    

 

Existen varios tipos de Surimi,  según Taneko, S. 1987,  la formulación y el proceso que se sigue en el P.P.P.T. de la Universidad del Magdalena, corresponde al que se conoce con el nombre de SURIMI-KA-EN  ( Azucar, sal, polifosfato y pulpa ). También existe el  SURIMI-MU-EN, que se elabora de la misma manera que el anterior, pero sin adición de sal, son los dos tipos de surimi congelado que existen.  Además del surimi congelado, se produce otra clase,  el SURIMI-NAMA,  se procesa de la misma forma que los anteriores, pero sin congelar; se busca con este producto aprovechar al máximo las propiedades funcionales de las proteínas miofibrilares como son  la gran fuerza de gel  y la capacidad de retención de agua y de emulsificación.  

 

El Surimi tiene aplicación como materia prima en la elaboración de productos embutidos

(salchichas, mortadelas, salchichón, etc.), hamburguesas, butifarras, chicharrón, algunos productos de panificación, entre otros.       

 

Para el  Control  de Calidad de  la pasta estabilizada o Surimi, las procesadoras Japonesas han tratado de estandarizar los métodos utilizados, clasificándolos en:  Físico-Químicos y Organolépticos.

 

De los métodos de análisis Físico-químicos se pueden mencionar:

 

a. HUMEDAD.- Se aplica el método tradicional  (Muestra a  100 - 110 ºC,  hasta peso constante).

 

b.  PROTEINA.- Se  utiliza el método JHELDHAL.

 

c.  GRASA.-  Para la determinación de este parámetro se pueden seguir los métodos de HOWARD O  SOXLHET.

 

d.  CENIZAS.- Se determina por calcinación a Temperaturas entre 500  y   600  ºC.

 

e.  pH.-  Es uno de los parámetros más importantes, porque nos permite conocer la Capacidad de Retención de agua  (CRA), y por ende, la Fuerza de Gel, propiedad de carácter ponderado en una pasta estabilizada o Surimi, de ella  depende su calidad y la de los productos que a partir de esta se procesen.  Se ha demostrado que el mayor efecto de gelificación se consigue a valores de pH entre 6.6  y 7.0, esto varía de acuerdo a la especie, si es de carne roja o blanca.  A valores de pH por encima de 7.5  se  inhibe la fuerza de gelificación,  y por debajo de 6.0, se reduce. 

 

Cuando se trabaja con pulpa de especies de carne roja, se obtiene una pasta estabilizada de baja fuerza de gel, por lo tanto se recomienda lavar la pulpa con soluciones alcalinas, por ejemplo: solución de Bicarbonato de Sodio  (Na2 H CO3) del 0.2 al 0.5 %, en una proporción de 2  a  4 veces el  peso de la pulpa.  Esta operación aumenta el pH y mejora la fuerza de gelificación.

 

Para medir el pH en la pulpa estable o Surimi, se procede tomando 5 g de muestra que se mezclan en 45 ml de agua destilada, se homogeniza, y finalmente se mide con un potenciómetro.   

 

f. REOMETRIA - Es uno de los métodos de análisis físicos más importantes que se le practica a la pasta estabilizada o surimi y a los alimentos que a partir  de ella se elaboran.  Hace referencia  a la medición de las propiedades reológicas de los alimentos en general, los cuales presentan condiciones de olor,  sabor  y color  específicas, además de caracterizarse por un determinado  comportamiento físico, reaccionando de cierta manera cuando se intenta deformarlos.  Pueden ser duros o blandos,  elásticos o quebradizos, etc. Si se desea expresar ese comportamiento físico, se conocen dos métodos, uno de ellos es la evaluación sensorial (subjetiva) y el otro es la Reometría, que se basa en la deformación que sufre un alimento cuando es sometido a una fuerza. 

 

Para llevar a cabo la evaluación Reométrica de una pasta estabilizada no se utiliza el surimi  congelado, sino que  se aplica a una muestra del producto terminado KAMABOKO  preparado a partir de la pasta en cuestión, siguiendo la  metodología que a continuación se describe: (Apuntes del  XIV curso internacional  Tecnología de Procesamiento de Productos Pesqueros,  ITP / JICA, 1998 ).

 

·      Tomar de 3  a  5  Kg de Surimi  congelado.  

·    Homogenizar por 5 minutos en un cutter.

·    Añadir  3  %  de sal, con respecto al peso de la muestra.

·    Adicionar de 2 al  5  % de fécula de maíz.

·    Homogenizar durante un tiempo de 15 a 20 minutos, cuidando que la temperatura    no  sobrepase los 10 ºC. 

·    Embutir en fundas sintéticas de 48  a  60  mm  de  diámetro.

·    Calentar en agua a 90 ºC,  durante un tiempo de 30  a  40  minutos.

·      Enfriar a temperatura ambiente.

 

Los productos elaborados con pasta de pescado son evaluados principalmente por su textura  y dependiendo de su fortaleza o debilidad se valora la calidad del alimento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres